Categoria| Bandas

Así transcurrió el segundo día de Altavoz 2012

Publicado 15 octubre 2012 porEditor

IMG_4846[1]

Por Juan Manuel Flórez

@juanmaexos

El segundo día del Festival Internacional Altavoz 2012 demostró lo de “internacional” al contar con la participación de tres bandas extranjeras y una colombiana radicada en Miami. Después de un sábado cargado de metal, el punk se apoderó del escenario principal e hizo del pogo un elemento más del show que permaneció a pesar de la constante lluvia. La cual, además de empapar nuevamente a los asistentes, deterioraba progresivamente el espacio destinado a los espectadores.

En un primer momento pasaron por la tarima Viaje Sonoro y Panorama. A continuación se presentó Comandante Cobra con una propuesta ska-punk que le inyectó energía desde temprano al público, que se la pasaría de salto en puño a lo largo del día. La banda local destacó tanto por el carisma de su vocalista Mauro Muñoz, como por la contundencia de sus letras,  enfocadas principalmente a la represión estatal, a la injusticia y la indignación juvenil.

“Si ustedes los jóvenes no asumen la dirección de su propio país, nadie va a venir a salvárselo ¡Nadie!” – exclamaba  Muñoz desde el escenario, refiriéndose a las palabras del abogado y humorista bogotano Jaime Garzón, asesinado el 13 de agosto de 1999.

Tras culminar Comandante Cobra, el turno fue para Pop Corn, una conocida agrupación de la ciudad cuya presentación en este tipo de eventos no representaba una novedad. Si bien el pogo gestado por la banda anterior se dispersó ante una propuesta claramente distinta, no faltó quien cantara con sentimiento sus letras mientras una leve llovizna amenazaba con una tarde similar a la del día anterior.

Efectivamente, con el transcurrir de las horas llegó la lluvia y con ella los invitados extranjeros, quienes provocaron una aglomeración inusual, si se tenían en cuenta la hora y las condiciones climáticas. Pasó por la tarima La Cometa, conformada por colombianos residentes en Estados Unidos.

Posteriormente, pasadas las cuatro y media de la tarde, El Cuarteto de Nos comenzó su presentación e hizo estallar de emoción un público que, aunque probablemente veía a los uruguayos por primera vez en vivo, conocía bien sus canciones debido al auge que ha experimentado en los últimos años esta banda a nivel continental.

Su puesta en escena contó con mucha energía y dinamismo. Aspectos que fueron acrecentados por los espectadores, quienes coreaban a gritos sus canciones y saltaban constantemente. No obstante, presentaron algunos problemas de sonido que, a diferencia de los que han aquejado a otras agrupaciones durante el evento, se hicieron más evidentes en esta ocasión.

Gustavo Antuña, guitarrista líder, requirió de la intervención constante del personal de apoyo del evento, que intentó en repetidas ocasiones solucionar los fallos técnicos que acompañaron la presentación en un comienzo. Por otra parte, de nuevo uno de los bafles del costado izquierdo (desde la perspectiva del público) tuvo complicaciones que permanecieron a lo largo de todo el show.

Eran las seis y cincuenta de la tarde ya casi noche y, aunque ya no llovía, la humedad rondaba por todo el lugar: en los rostros, en la ropa, en los plásticos, no había muchos que hubieran logrado escapar del aguacero. En tarima se encontraba El Sagrado, una banda bogotana que venía de intercambio con el Festival Rock al Parque.

Daban un espectáculo impresionante de metal hardcore, pero la verdadera sorpresa llegó cuando Lucas, un pequeño que aparentaba unos 10 años, subió al escenario y comenzó a cantar al lado de JJ, vocalista de la agrupación. El público se quedó entre atónito y fascinado. Lucas, hijo del bajista, vinculó a los espectadores con la música y le dio un nuevo aire a la presentación de El Sagrado y a la jornada en general.

¡Para los que dicen que las mujeres no tocan guitarra hijueputa! – gritaba JJ.

Se refería a Alicia Benítez, la guitarrista de  El Sagrado. Ella, junto a Vicky Castro de Fertil Miseria y BekiBondage de Vice Squad, fueron algunas de las mujeres que se adueñaron del espectáculo y brindaron diversidad de género a la jornada del domingo, la cual contó con gran calidad por parte de las bandas y una interacción constante con el público, que respondía de la mejor manera desde el pantanero.

El cierre estuvo a cargo de la agrupación inglesa Vice Squad, los punkeros rebosaron la energía del público tanto por su carisma como por su nivel musical. La conexión entre banda y espectadores trascendió los limitantes del idioma. Los ingleses habían aprendido durante su estadía un par de palabras en español y cada tanto pronunciaban con dificultad un “gracias” o un “qué chimba parceros” levantando gritos entre la multitud que coreaba fascinada sus canciones.

Deja una respuesta

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Photos from our Flickr stream

See all photos

123