Los disparos de Carpe Diem

Publicado 18 enero 2013 porEditor

Carpe Diem en Música Somos

Tanta balacera, tanta pelea, tantas fronteras invisibles, tantas muertes en el barrio Castilla, todo, todo compilado en canciones.

Por Lois Madrid
@loismadrid

‘Disparos’ es el nombre del demo de Carpe Diem, agrupación que nació hace más de dos años en la comuna cinco y que en sus letras expone toda una gama de historias alrededor del barrio.

Conformado por Anderson Quintero en la voz y guitarra, Oscar Restrepo en la guitarra líder, Jeison Zea en la batería, Nelson Pérez en el bajo y Robinson Smith en la percusión menor y los coros, Carpe Diem se enlaza al conjunto de bandas musicales que crecen en el sector, plasmando en sus sonidos la realidad que viven, y a la vez, buscando con el arte una manera de escapar y protestar ante los diversos sucesos recurrentes en la comuna.

Todo empieza por lo visual, es por eso que la carátula de ‘Disparos’ retrata al barrio Castilla, convirtiéndose en un abrebocas de lo que sonará en el disco.

La primera canción lleva el mismo nombre de la banda; es una definición de la misma en sí, con una letra incitadora, una atmosfera de guitarra al estilo Draco Rosa y, al final, la furia desgarradora de los instrumentos en un unísono.

Luego viene ‘Camaleón’, la historia de un niño que le canta a su mamá prostituta. ‘Te quiero en la sobriedad’. ‘Dime mamá, quien es mi padre, mamá’ – Camaleón, Carpe Diem.

‘Cíclope’ devora hombres, como su coro lo dice, describe a una mujer que recuerda a ‘meneater’, el éxito de 1982 de Daryl Hall y John Oates.

Posteriormente, el track número cuatro lleva el mismo nombre del demo: ‘Disparos’. Este es el audio que recoge todo lo que se quiere expresar más que en el trabajo en sí, en la base de la música de Carpe Diem, que busca siempre expresarse desde su barrio. ‘Disparos’ describe la muerte desde el punto de vida de una madre, con guitarras estridentes y llenas de dolor.

‘Una madre que espera, una noticia en su puerta, mataron a su hijo, madre. El hijo que ella espera y no dejará de esperar… cadáver y ausencia, los muertos no caminan ni hacen compañía, madre, olvídalo, ya no vendrá, olvídalo’ – Disparos, Carpe Diem.

‘Fabiola’ cambia un poco el panorama del disco, dándole respiro al resto de letras melancólicas. Si bien, se puede considerar una historia de barrio, ‘Fabiola’ es el relato de un hombre, sus canes (Fabiola y Rafael) y los charcos de meados en la alfombra. Esta canción, un poco más divertida, contiene una estrofa que no es cantada, sino contada (hablada). Advierte así, la diversidad y creatividad de la propuesta musical de Carpe Diem.

‘Yo siempre he querido perder el ritmo de mi voz para poder gritar ¡¡¡AAAHHHH!!!’.

Esta es la letra del penúltimo track, llamado ‘Para ti’. El grito evoca el lamento de un músico, donde se evidencia la gran capacidad del vocalista.

Finalmente, la canción ‘Instinto’ cierra el demo ‘Disparos’. Este audio cuenta una historia real, y es la muerte de un joven del barrio por una bala perdida. Este track es un homenaje a aquel personaje, quien fue amigo de los integrantes de la agrupación.

En resumen, ‘Disparos’, contiene un material melancólico y aguerrido, que evidencia en las letras, en los gritos de desespero, en las atmósferas lúgubres de las guitarras y el teclado, en la fuerza de los tarros y los estallidos enérgicos de los punteos, una propuesta sólida; que deja así, un matiz similar entre canciones, lo que es un punto a favor, pues define el sonido de esta buena agrupación.

Tanta balacera, tanta pelea, tantas fronteras invisibles, tantas muertes en el barrio Castilla,
todo, todo compilado en canciones.
‘Disparos’ es el nombre del demo de Carpe Diem, agrupación que nació hace más de dos
años en la comuna cinco y que en sus letras expone toda una gama de historias alrededor
del barrio.
Conformado por Anderson Quintero en la voz y guitarra, Oscar Restrepo en la guitarra
líder, Jeison Zea en la batería, Nelson Pérez en el bajo y Robinson Smith en la percusión
menor y los coros, Carpe Diem se enlaza al conjunto de bandas musicales que crecen en
sector, plasmando en sus sonidos la realidad que viven, y a la vez, buscando con el arte una
manera de escapar y protestar ante los diversos sucesos recurrentes en la comuna.
Todo empieza por lo visual, es por eso que la carátula de ‘Disparos’ retrata al barrio
Castilla, convirtiéndose en un abrebocas de lo que sonará en el disco.
La primera canción lleva el mismo nombre de la banda; es una definición de la misma en sí,
con una letra incitadora, una atmosfera de guitarra al estilo Draco Rosa y, al final, la furia
desgarradora de los instrumentos en un unísono.
Luego viene ‘Camaleón’, la historia de un niño que le canta a su mamá prostituta.
‘Te quiero en la sobriedad’. ‘Dime mamá, quien es mi padre, mamá’ –
Camaleón, Carpe Diem.
‘Cíclope’ devora hombres, como su coro lo dice, describe a una mujer que recuerda
a ‘meneater’, el éxito de 1982 de Daryl Hall y John Oates.
Posteriormente, el track número cuatro lleva el mismo nombre del demo: ‘Disparos’. Este
es el audio que recoge todo lo que se quiere expresar más que en el trabajo en sí, en la
base de la música de Carpe Diem, que busca siempre expresar desde su barrio. ‘Disparos’
describe la muerte desde el punto de vida de una madre, con guitarras estridentes y llenas
de dolor.
‘Una madre que espera, una noticia en su puerta, mataron a su hijo, madre.
El hijo que ella espera y no dejará de esperar… cadáver y ausencia, los
muertos no caminan ni hacen compañía, madre, olvídalo, ya no vendrá,
olvídalo’ – Disparos, Carpe Diem.
‘Fabiola’ cambia un poco el panorama del disco, dándole respiro al resto de letras
melancólicas. Si bien, se puede considerar una historia de barrio, ‘Fabiola’ es el relato de
un hombre, sus canes (Fabiola y Rafael) y los charcos de meados en la alfombra. Esta
canción, un poco más divertida, contiene una estrofa que no es cantada, sino contada
(hablado). Advierte así, la diversidad y creatividad de la propuesta musical de Carpe Diem.
‘Yo siempre he querido perder el ritmo de mi voz para poder gritar
¡¡¡AAAHHHH!!!’.
Esta es la letra del penúltimo track, llamado ‘Para ti’. El grito evoca el lamento de un
músico, donde se evidencia la gran capacidad de vocalista.
Finalmente, la canción ‘Instinto’ cierra el demo ‘Disparos’. Este audio cuenta una historia
real, y es la muerte de un joven del barrio por una bala perdida. Este track es un homenaje a
aquel personaje, quien fue amigo de los integrantes de la agrupación.
En resumen, ‘Disparos’ contiene un material melancólico y aguerrido, evidenciado en las
letras, en los gritos de desespero, en las atmósferas lúgubres de las guitarras y el teclado, en
la fuerza de los tarros y los estallido enérgicos de los punteos, dejando así, un matiz similar
entre canciones, lo que es un punto a favor, pues define el sonido de esta buena agrupación.

Deja una respuesta

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Photos from our Flickr stream

See all photos

123