Neón 90: una mirada al pasado del rock en Medellín

Publicado 18 abril 2013 porEditor

Neon9


Por Juan Manuel Flórez Arias
@juanmaexos

Los sonidos del pasado resuenan aún en el panorama musical de Medellín: la asimilación cultural del rock de los sesenta y setenta, las disputas entre punk y metal de los ochenta, los aires enrarecidos de los noventa y las transformaciones tras el cambio de siglo. Desenterrar estas historias de ciudad es una manera de viajar al pasado.

Este es el objetivo de Neón 90, un documental dirigido por Alejandro Gómez, ganador de la IX convocatoria de Becas de la Creación en la modalidad de documental-joven. La producción retrata el panorama social y musical de los noventa a través del testimonio de sus protagonistas. Se trata de un viaje que explora las dificultades y peculiaridades de hacer música en medio de la guerra.

Para la última década del siglo XX, Medellín cargaba con el estigma de ser una de las ciudades más violentas del mundo. El germen del narcotráfico se había instalado de a poco en la cotidianidad y su intervención en la vida política generó un caos que cobró muchas vidas. Los jóvenes crecían atados a la zozobra, y fue esta situación la que inspiró en ellos una necesidad que terminaría por revolucionar la cultura: “crear hoy aunque me maten mañana”.

Bajo este pensamiento surgieron muchas bandas que se atrevieron a explorar nuevos sonidos, líricas e ideologías. La consecuencia fue un movimiento que, en palabras de Alejandro Gómez, “abrió nuevos espacios, le dio a la gente una perspectiva distinta a la matanza que tenían alrededor”. Sin embargo, su proceso no sería nada sencillo. Las oportunidades para el rock eran entonces muy limitadas y los músicos requirieron de una gran tenacidad para lograr ser escuchados.

Neón 90 centra su trama una banda ficticia, que recoge las características de muchas alternativas musicales de la época. Alejandro, su director, explica que no quiso limitarse a narrar un caso particular: “Yo hubiera podido contar la historia de Bajo Tierra, o de Frankie ha muerto, pero esto me hubiera impedido ir más allá de ciertos espacios y ciertos lugares”.

Con la concepción de Neón, se busca reunir en una sola historia una constante compartida por la mayoría de bandas de la época: la autogestión, la fortaleza ideológica y la suerte de movimiento. Se trata de un fenómeno que trascendió lo musical y direccionó la juventud en diversos sentidos. Un verdadero punto de inflexión, cuya herencia aún es apreciable actualmente.

El interés por la tragedia, que ha convertido en leyendas a muchos artistas, es incluido en el documental: todos los integrantes de Neón desaparecen en misteriosas circunstancias justo cuando pasaban por su mejor momento como banda. Es así como se refleja la incertidumbre con la que se vivía en aquellos días, cuando una incontable cantidad de músicos fueron víctimas del conflicto; asesinados injustificadamente por fuerzas oscuras.

La propuesta es además un tributo a Los Árboles, una banda local de escasa trayectoria cuyo sonido anacrónico es para Alejandro Gómez el que mejor refleja los cabios musicales de los noventa en la ciudad. A través de sus canciones Neón cobra vida, construye un universo ficticio pero representativo.

Estas historias de vida, de ciudad, de amistades, de miedos, serán proyectadas este viernes 19 de abril en el Centro Cultural de la Facultad de Artes de la Universidad de Antioquia a las 4:00 p.m. Allí Medellín podrá emprender un viaje al pasado, hacia una época fundamental para la consolidación de su escena rockera.

Deja una respuesta

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Photos from our Flickr stream

See all photos

123