Altavoz 10: el día que la espera terminó y la fiesta comenzó.

Publicado 03 noviembre 2013 porEditor

Foto: Simon Padilla

Foto: Simon Padilla

Por Mario Escobar Henao

@marito882

Con un sol resplandeciente de mediodía, el sábado 2 de noviembre, hacíamos nuestro ingreso a la cancha auxiliar del Cincuentenario, en el norte de Medellín, preparándonos para empezar a vivir un evento de gran importancia para nuestra ciudad: la edición número 10 del Festival Internacional Altavoz.

El reloj marcaba la 1:30 de la tarde y la expectativa pasaba a convertirse en una realidad: sonaban los primeros acordes que daban comienzo a la celebración del primer decenio de un evento que ya se ha vuelto indispensable para la vida musical y cultural de la “Capital de la Montaña”. En ese momento Vía Cerrada con su sonido Ska instrumental, combinado con algunos elementos de salsa y de jazz, se encargaba de poner a bailar a un pequeño grupo de personas que llegaron temprano para gozarse el festival desde la primera nota musical.

Vía Cerrada en Música Somos

Foto: Mario Escobar Henao

Enseguida llegarían las voces a tarima con una de las primeras bandas nacionales, la cual venía por intercambio con Rock Al Parque: The Klaxon, la cual nos entregaba un ritmo Ska y Reggae con algunos sonidos adicionales. Luego fue el turno de Zatélite, exponente local de música afrocolombiana mezclada con algo de Dance Hall -aunque se clasificó en la categoría Electrónica- y letras con un toque picaresco y humorístico, cuyo show estuvo particularmente decorado con bicicletas en el escenario, mientras su camiseta nos dejaba ver la frase “todo está muy caro”, y contó además con Pamela Ospina como invitada en las voces.

El público iba llegando con el avanzar de la tarde y el sol seguía posado sobre el escenario como augurio de una jornada en la que la lluvia no tendría cabida en la fiesta. El Reggae desde la isla de San Andrés se hacía presente con Job Saas & The Heart Beat, primera banda invitada nacional, cuyo sonido estaba concentrado en los teclados como reemplazo de los tradicionales instrumentos de viento, y que logró despedirse gratamente entonando el famoso coro de Bob Marley “Get Up Stand Up”.  En esa onda continuó la presentación de Alkaman, como gran preámbulo al primer invitado internacional y el más esperado por los amantes del género: el italiano Alborosie. Este cantante de camiseta roja, barba y largos dreadlocks prendió la fiesta desde el principio con su carisma y la calidad musical de su banda. En un español aceptable coreaba “…y me gusta Colombia”, y también dedicó una de sus canciones a la marihuana, generando éxtasis entre los asistentes que colmaron casi por completo la cancha.

Foto: Simon Padilla

Foto: Simon Padilla

Simultáneamente al show de Alborosie, sobre las 4:30 pm, al extremo contrario del escenario principal, iniciaba la programación en la tarima norte con las líricas de Kontrapiso, banda de Hip Hop invitada en el intercambio con Altavoz Antioquia. El lugar avisoraba un panorama no muy alentador al contar con una docena de personas entre el público, pero que con el correr de los minutos fue sumando seguidores y curiosos hasta lograr prácticamente el tope mientras se presentaban otras bandas como Napezz, Zinagoga Crew, Afrosound y Asuntos Pendientes.

Caía la tarde en el cielo medellinense, aún sin lluvia por fortuna, y Alborosie se despedía entre la gran ovación del público, para darle paso luego a uno de los invitados locales: La Toma, cuya fusión de Rock con ritmos latinos no permitió que la gente se fuera, además sumándose al apoyo por los manifestantes en huelga de hambre de la Universidad de Antioquia. El género Ska, Reggae y afines terminaría su paso por la tarima principal con la banda Maria Juana No Se Ha Muerto, proveniente por intercambio desde la ciudad de Pereira.

La noche seguía su curso, una tarima norte casi a reventar cerraba su jornada de sábado con el show de la banda de Rionegro Kelaia; ya empezaba a sentirse el agotamiento de toda un día, muchos de los asistentes empezaron a marcharse dejando el lugar casi a la mitad de su capacidad, pero los que se quedaron lo hicieron para sollarse el final a puro Hip Hop. Para empezar los beats combinados con elementos como el Jazz y el Dub, además de contar con instrumentos de cuerda como el cello hacían parte de una propuesta que se llevó muchos aplausos como la de Militantex. Enseguida vinieron las líricas de El Dorado con un buen acompañamiento de Djs (Dmoe uno de ellos); otra de las bandas nacidas en la “Capital de la República”, Los Castellanos nos traían unas letras muy urbanas, incluyendo un sentido homenaje a las víctimas de la fuerza policial.

Altavoz en Música Somos

Foto: Simon Padilla

Por último, Mad Red finalizaba la participación de los artistas locales en la jornada sabatina, y ya se acercaba la invitada internacional encargada del cierre, esperada por la cantidad de personas que se mantenían en pie en el Cincuentenario. Y llegó la hora de ver a la cantante franco-chilena Anita Tijoux, una de las destacadas exponentes femeninas del Hip Hop en Latinoamérica. Su carisma y energía en escenario, además de su calidad interpretativa, llenó las expectativas y dejó satisfechos a los asistentes que veían cómo se bajaba el telón de este primer día cuando ya se acercaba la medianoche.

Un sábado con varias cosas por destacar: la buena organización del festival; el cumplimiento con los tiempos gracias a la tarima giratoria, indispensable para agilizar el cambio de bandas, y obviamente gracias también a la responsabilidad de las mismas; la lluvia que finalmente nunca apareció (al parecer por ahora sentó muy bien el cambio de fecha), el acompañamiento masivo y la sana convivencia que fue la constante durante las casi 11 horas de esta fiesta que cumplió a cabalidad con el primero de sus 3 capítulos musicales. Nos quedan 2 días de Altavoz 10, muchas bandas y mucho Rock N’ Roll para disfrutar, aún pueden hacer parte de este festejo.

Deja una respuesta

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Photos from our Flickr stream

See all photos

123