La fiesta musical de una región se vivió en Altavoz Antioquia.

Publicado 16 diciembre 2013 porEditor

Altavoz Antioquia en Música Somos

Por Mario Escobar Henao.

@marito882

Fotografías: Mario Escobar Henao.

Mediodía de sábado en el sur del Vallé de Aburrá, un cielo despejado con el sol en todo el cénit, ingresábamos al Polideportivo Sur de Envigado que contaba con un pequeño grupo de personas que llegaron temprano, los ajustes por parte de la logística eran lo único que podía observarse en el momento. La gente se ubicaba en algún lugar a la sombra para esperar por el inicio. Alrededor de la 1:40 de la tarde, y luego de la presentación oficial, la segunda versión del Festival Altavoz Antioquia comenzaba con el sonido punk rock de la banda Vitamina P, proveniente del occidente de nuestro departamento, exactamente del municipio de Frontino; un grupo conformado por 3 hombres y una chica de 16 años en la batería, pero con toda la actitud para no amedrentarse en el escenario, siendo incluso vocalista en un par de canciones.

Enseguida el vecino municipio de Caldas nos entregaba una agrupación con una interesante fusión de rock, gipsy y blues: The Blue Hell Band, que sumando la armónica y el violín a las voces, guitarras, bajo y batería empezaron a prender la fiesta entre los pocos asistentes que se atrevieron a salir al fuerte sol para bailar. Vendría luego el primer artista invitado, gracias al intercambio con el Festival Internacional Altavoz: Zatélite, con sus sonidos afrocolombianos, su excentricidad en escenario y sus jocosas letras, esta vez haciendo un homenaje al recién fallecido líder sudafricano Nelson Mandela “Madiba” a través de su camiseta.

The Blue Hell Band en Música Somos

A la mitad de la tarde llegaba desde Fredonia el músico con mayor trayectoria entre los clasificados, Juan Viajero, esta vez como solista presentándonos una propuesta muy versátil que iba desde el rock alternativo, pasando por el rock n’ roll, el pop e incluso algo de reggae. Luego nos trasladaríamos al nordeste antioqueño para ver a The Raza, 3 chicos MC y un DJ que subieron al escenario a mostrarnos su música, con gran aceptación y reconocimiento entre el público, plasmando en parte de sus líricas las situaciones que a diario viven en su pueblo Segovia, entre orden público y el trabajo en minería. Ellos se encargarían de abrir las puertas para la segunda agrupación invitada: AlcolirykoZ, quienes con su calidad demostraron por qué eran uno de los grupos más esperados de la tarde, logrando que el espacio fuera copado casi en su totalidad por los asistentes.

Altavoz Antioquia en Música Somos

El Polideportivo Sur de Envigado recibía más visitantes, faltaba aún media jornada y volvíamos a los sonidos de los municipios antioqueños. En primer lugar, el ska reggae de El Revés representando a San Pedro de los Milagros; y luego con el caer de la tarde la región del Oriente aportaba los sonidos duros del día: el thrash metal de la banda de La Unión Threat, poniendo al público a poguear con fuerza y a volear las mechas. Era el turno ahora de otro de los artistas invitados, Rey Gordiflón, siempre tan queridos por el público, con un repertorio en el que además de sus clásicos presentaban en vivo su nuevo tema “So long”.

Había llegado la noche y la tarima recibía a una banda llegada desde Caracolí, en el Magdalena Medio: Rasta Zone, la cual tenía la particularidad de no contar con instrumentos de viento o teclados, sólo guitarras, bajo, batería y voz fueron suficientes para lograr un sonido reggae que cayó muy bien entre los asistentes.  Cerca de las 8 de la noche iniciaba uno de los momentos cumbres del festival: la aparición en el escenario de la única banda nacional invitada, Monsieur Periné, que como siempre superó las expectativas y fue quizá el show con mayor asistencia de toda la jornada, reflejado en un polideportivo lleno y la gente coreando todas las canciones interpretadas por la bella y carismática vocalista Catalina García.

Monsieur Periné en Música Somos

La participación de las regiones antioqueñas se cerraba con los representantes de la zona costera del departamento, Urabá Conexión, quienes también se ganaron un espacio en el corazón de los asistentes gracias a su fusión de ritmos tropicales con elementos del hip hop y otros sonidos contemporáneos. Antes de la despedida, pudimos apreciar el reconocimiento a través de una placa para todas las agrupaciones participantes, y por supuesto las palabras de agradecimiento por parte de Juan Carlos Sánchez, Director del Instituto de Cultura y Patrimonio de Antioquia, y Santiago Arango, Director del Festival Altavoz Antioquia, sin duda los grandes responsables del éxito del evento.

El cansancio y la expectativa lograron que la gente empezara a suplicar la presencia de la agrupación que faltaba, y luego de algunos minutos iniciaba el último show de la noche, otra de las bandas antioqueñas de gran recorrido y favoritismo entre el público: Mojiganga, con un espectáculo a un solo pogo y un solo coro, presentándonos también algunos de sus nuevos temas combinados con sus consagrados “Uno más”, “A mis amigos” y “Relajación”, canción que sobre las 10 y media de la noche puso punto final a esta segunda edición de Altavoz Antioquia.

Urabá Conexion en Música Somos

La gente abandonaba el Polideportivo (unos para su casa, otros a rematar), algunos preguntaban qué hacer para “una foto con la Moji”, los compañeros de prensa guardando sus cámaras, consolas, equipos y micrófonos, los de logística ultimando detalles para el desmonte, pero todos con la satisfacción de vivir a su manera una jornada de casi 10 horas con esta gran diversidad de sonidos provenientes de los distintos rincones de Antioquia, y lo mejor, que todo transcurrió en paz y sin contratiempos, totalmente admirable en un evento que se realizó con ingreso libre y sin ningún tipo de requisa.

De principio a fin, Música Somos presente en Altavoz Antioquia para ofrecerles la mejor información.

Deja una respuesta

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Photos from our Flickr stream

See all photos

123